20 de Julio 2020: Luna Nueva en Cáncer 

La segunda de este año, la segunda parte del trabajo.

Hace un mes te hablaba del Eclipse de Luna Nueva en Cáncer donde poco a poco se irían revelando situaciones de la área Cáncer de nuestra Carta. Este año, tenemos 2 Lunas Nuevas, 2 aperturas e inicios en dicha área, y ambas Lunas nuevas están conectadas entre sí, porque su periodo de “trabajo” finaliza en la misma fecha, es decir, finales de Diciembre de 2020.

Cáncer, signo de repetición, de traer el pasado al presente.
Signo que rige la Luna, nuestras raíces.
Mamá (real y simbólica).

Vengo hablándote de este tema, del pasado, del apego a lo conocido.. Ya lo sabes.
Ya lo conoces, no hace falta que repita más de lo mismo, ¿no?.. pero a veces sí que necesitamos recordarlo.

Llega un momento en el que después de echar culpas a la vida, a otros, a uno mismo y de estar esperando que sea el otro el que cambie, para nosotros sentirnos mejor.
Llega un momento en el que después de caer cientos de veces en esa forma de actuar, pensar y sentir, nos cansamos de no alcanzar Paz, y es ese momento en el que o decimos “BASTA”, o entramos en una rueda de “SIN GANAS DE NADA”, seguido por “LA VIDA ES UNA “ y acabando por “NADA ME SALE BIEN, NADA ME COMPLACE”.

Necesitamos a veces una bofetada que nos haga despertar. ¿Siempre con esa intensidad? No.. ¿Acaso, necesitabas siempre que Mamá te gritara para comprender que lo que hacías, quizá no era sano para ti?

El asunto está en que si hay algo que sigues haciendo del mismo modo y vuelves a caer en tu vieja manera de actuar.. NO PASA NADA.
Todos caemos en ello.
Acéptalo.
Y ahora por ejemplo, dime, ¿cuál podría ser el otro modo de actuar al respecto?
Y después te invito a que respondas, ¿qué puede hacer para cambiar esa forma de pensar/sentir/actuar?

Te dejo aquí, ejemplo de intenciones para esta segunda Luna Nueva en Cáncer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y te propongo un ejercicio, un ejercicio para empezar a canalizar mejor con tu “nuevo Yo”.

Visualízate a ti siendo, actuando como te gustaría actuar/pensar/sentir.
Un lado muy sano de ti, un “Yo” muy conectado verdaderamente con su potencial..

Cuando tengas muy claro en tu mente tu nuevo Yo, proponte durante 30 días repetir esa visión en tu cabeza 2 veces al día.
Pon en tu móvil 2 alarmas, y cada vez que suenen deja lo que estás haciendo por 1 minuto (SOLO 1 MINUTO) y visualiza ese Yo que actúa/piensa y siente del modo en el que deseas (ya sea calmado, tranquilo, confiado….)

Verás como poco a poco, la mantilla que llevas contigo, el chupete que duerme a tu lado se convierte en tu nuevo Yo, en ese que piensa/siente/actúa de un modo sano y fuerte.

No es abandonar un hábito, es sustituirlo por otro mucho más consciente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *