Hoy y aun en temporada Escorpio, me gustaría conversar contigo acerca del miedo. Una emoción de lo más natural y común, que es imposible evitar. Está ahí siempre, está y forma parte de nosotros.

El Miedo es algo que existe para enseñarnos, para ayudarnos a crecer y a superar nuestras barreras internas. El objetivo princial es aprender a gestionarlo y a no dejarnos llevar por él.

Para empezar me gustaría que definiéramos lo que es el Miedo, ya que a veces puede ser confundido..

¿Qué es el Miedo?

Como te comentaba antes, el miedo es una emoción y un automatismo inconsciente, que aparece en determinados momentos de nuestra vida e incluso de nuestro día a día. Ya ves que esta emoción es neutra, es como cualquier otra. Lo que cambia es la percepción que tenemos de ella.

Cada vez que nos acercamos a las límites de nuestra zona cómoda aparece, y lo hace porque cuando estamos a punto de sobrepasar nuestros límites, el miedo a morir (real o simbólicamente) nos invade inconscientemente. Esa es una de las trampas de nuestros saboteadores internos y de nuestra mente.

Hay una cosa que tiene que quedar clara, el miedo no nos puede matar, solo puede ayudarnos a superar las barreras de la mente, porque todos los miedos son fabricasdos en la mente, son una simple ilusión.

Claro, si ponemos el típico caso del asesino o el león acechándonos, sí, está muy bien tener miedo, pero siendo sinceros, la mayoría de las veces esos asesiones están más en el interior de nuestra mente que fuera. Los miedos internos son lo que se dedican a matar y destruir nuestro sueños y deseos más profundos.

Todo Miedo tiene su raíz en el cambio, y con esto quiero decir que los cambios de estado nos producen esa vertiginosa sensación de “No puedo hacerlo” o “No puedo cambiar”.

Cuando pasamos de una zona conocida a otra desconocida, es cuando se acerca el temor, y por lo tanto, para acabar de definir.. lo que realmente nos atemoriza es la Incertidumbre de no saber que hay o como estaremos en el otro lado.

Miedo a perder, miedo durante el proceso y miedo al fracaso

Estos tres tipos de miedos son los que más nos paralizan a los seres humanos. Son tres tipos de dolor a los que solemos escapar, y me gustaría hablarte un poco acerca de ellos..

Miedo a la Pérdida

Muchos de nuestros miedos tienen el trasfondo de perder la seguridad y la estabilidad, la calma y la tranquilidad..

Pero hemos de entender que siempre perdemos algo. Siempre estamos cambiando (querramos o no) y los cambios, traen ganancias y pérdidas, así que, asumir la pérdida como algo natural y cotidiano, nos puede ayudar a cambiar nuestra perspectiva hacia ella.

Para superar este miedo, lo que tenemos que hacer es FOCALIZARNOS en todo lo que vamos a ganar superando el miedo, y por otro lado, observar todo aquello que podemos perder, si no nos ponemos serios con nuestro objetivo.

Miedo del Proceso

Este es aquel que provoca el provocan los procesos de cambios. Es decir, tu objetivo es comer de manera más saludable, pero el proceso de cocinar, comprar en el super alimentos saludables y no caer en tentaciones.. ese proceso es el que nos da miedo superar, nos da terror tener que cambiar un hábito, porque salimos de lo conocido.

“El proceso de cambio de hábito, es lo que se nos hace más duro”

¿Cómo podemos hacer para que el “esfuerzo” no se vuelva en nuestra contra?

Convertir el ESFUERZO, en un JUEGO. Sí, ver el proceso como si de un juego se tratase, en el cual los desafíos solo son niveles que hemos de superar para llegar a la cima.

Tomarnos las cosas de manera más liviana y divertida, nos puede ayudar a ver lo aparentemente negativo (el esfuerzo), como algo divertido (un juego).

Miedo al Fracaso

¿Qué pasa cuando además de perder algo que ya teníamos, encima no conseguimos lo que nos propusimos conseguir?

Este miedo es el que hace que tantas personas no vayan a por sus sueños..

Para superar el miedo al fracaso has de:

  1. ACEPTAR lo peor que puede llegar a pasar si no lo consiges. ¿Qué puede pasar si no consigues? ¿Es realmente importante? ¿será algo de lo que no te podrás recuperar?
  2. AGRADECER el hecho de no conseguirlo. “Al final, no conseguir tu objetivo, puede ser el mayor golpe de suerte”. Recuerda que todo forma parte de un plan mucho más grande que esto..
  3. TRABAJAR y darlo todo para llegar a conseguirlo. Haz todo lo que esté en tus manos para conseguirlo y pon la intención para que esto ocurra.

Finalmente, recuerda que..

Al miedo hay que tratarlo con delicadeza y ternura

Si sientes miedo, no huyas. Siéntelo. Y cuando veas la oscuridad del miedo al cambio, enciende la luz y atrévete a pasar, a cruzar por ahí.

Y con la Luz, me refiero a todo aquello que es luminoso en esta vida. La Confianza, el Coraje, la Compresión, el Autocuidado.. Añadirle ese toque de luz a situaciones oscuras es lo que permite convertir lo oscuro en luminoso, es lo que permite que evolucionemos y crezcamos.

Y cuando ya tengas todo clarificado, solo tienes que pasar a la Acción. Porque la Comprensión y el Saber, no nos garantiza Resolver.

¡Hay que Manifestar, así que, adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *