Mercurio arranca directo, y por supuesto, más fuerte que nunca.

Siempre, cuando Mercurio está a punto de Retrogradar y a punto de ponerse directo, toma más fuerza su poder de ponerlo todo “patas arriba”.

Mercurio en Cáncer navegó por nuestro inconsciente más temprano, haciendo sacar a la luz asuntos de nuestra infancia, de nuestro pasado, hábitos que seguimos perpetuando, asuntos de familia, hogar, casa que fueron revisados bajo lupa, y bueno, un aprendizaje que nos llevamos (si prestamos la suficiente atención).

Te propongo el siguiente ejercicio para retomar lo aprendido:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *