Como gran curiosa de la Astrología y del Crecimiento Personal que soy, hoy me siento a tener una conversación contigo, conmigo y mis pensamientos.

¿Sobre qué?

Astrología, destino y algo más..

De definiciones para la Astrología hay miles. Pseudociencia, lenguaje simbólico, arte.. yo no sabría con cual quedarme. Para mi la Astrología es una herramienta de autoconocimiento, es un lenguaje y una analogía que trabaja con reglas de interpretación, elaboradas y transmitidas durante milenios y corroboradas en la práctica.

Se dice que su nacimiento real fue en el mediano Oriente y que de ahí se fue extendiendo mundialmente. Su origen surgió de una mezcla fortuita de intuición, observación y revelacion por parte de visionarios, científicos, médicos y filósofos de grandes culturas como la egipcia, babilónica, hindú, etc.

Lo que SÍ es, y lo que NO es

Aun que cada vez menos, la Astrología lleva tiempo escondida entre sombras y confusiones creadas desde tiempos muy lejanos, a causa de una falta de racionalización de ésta y sus métodos de estudio, y por un simple miedo a lo desconocido (entre otras).

Lamentablemente, hoy en día se relaciona directamente con los Horóscopos de la revista del mes y con los libros que hablan de la personalidad de cada signo zodiacal generalizando y describiéndola como una simple magia que “ocurre” sin más.

Todo este intento de difusión de información con intenciones de describir la personalidad de cientos de personas, fue lo que creó el mensaje subliminal de “La Astrología no es algo serio, constatado, ni fiable”.

Con tal de acercarla a lo más mundano y generalizado, se perdió la esencia del estudio Astrológico. Y es que el ser humano y todo lo que le compone, es algo más que un simple signo. Es el conjunto de su experiencia en la vida humana, las decisiones de su alma antes de encarnarse, energías, patrones, creencias, etc, no podemos generalizar e intentar acertar. Para mi, es absurdo.

Cuanto más generalizamos, más abarcamos y nos nublamos ante la verdad.

Es cierto que para aprender de uno mismo mediante la Astrología, es importante aprender de la energía de cada signo, planeta, y si vamos más allá, sobre las casas astrológicas, los aspectos, etc.. pero siempre sin perder el pensamiento de “creo que lo sé, pero me dejo sorprender porque no lo sé todo”.

¿Qué quiero decir con esto?

Simplemente que antes de leer y creer a ciegas lo que se dice, es mejor leer, confiar, comprobar y estar abierto a la sorpresa de que eso pueda cambiar. No aferrarnos a nada, ahí esta el punto.

Y también me atrevo a decir, que está muy bien leer acerca de la Astrología en libros y revistas.. (siempre intentando que sean fuentes “fiables”), pero con la conciencia de que nuestra Carta Natal es muy amplia y lo bonito de la Astrología es que es un lenguaje tan abstracto como preciso. Un mismo aspecto dependiendo del momento, puede significar una cosa o cien mil diferentes.

Es necesario desarrollar un pensamiento muy lateral y abierto a la hora de entender este lenguaje. Nada es lo que parece ser.

Para mi la Astrología es una Herramienta que nos ayuda a conocernos y a acercarnos a la verdad que subyace dentro de nosotros.

Emprendiendo el camino del Autoconocimiento, podemos responder a las preguntas que rondan en nuestra cabeza, resolver cualquier empedimento interno de nuestra personalidad y experiencias que nos frenan ante el desarrollo y evolución personal.

Todos buscamos la felicidad de una manera u otra, encontrarla está dentro nuestro, no en un libro, sino en la conexión con el ser interior.

Ramas de la Astrología

Podríamos decir que la Astrología que se divide en especialidades, y hoy en día hay muchas, pero las mas conocidas son la Predictiva y la Piscológica o Humanista.

Como bien su nombre lo dice, la predictiva trata de intentar predecir mediante el estudio de los tránsitos planetarios, las progresiones, direcciones, revoluciones, etc.. lo que puede llegar a suceder, o como aprovechando la energia cósmica que habrá en ese momento, podemos ir a favor de la corriente y trabajar así conjuntamente con lo que arriba nos reproduce aquí abajo.

Este tipo de Astrología es la que durante mucho tiempo se subrayó de ÚNICA, dejando a los Horóscopos como los reflejos de esta pseudociencia tan antigua.

Pero hay más, mucho más!

La Psicológica o Humanista, es aquella que se centra principalmente en el desarrollo y evolución de la persona. Gracias a la Carta Astral, se puede observar como estaban los planetas el día del nacimiento de una persona, y entendiendo que nada es por pura casualidad, leyendo este mapa tenemos grandes claves de la personalidad, de las posbiles complicaciones a lo largo de su vida, podemos detectar en que dones o potenciales quizá se respalde, etc. Toda una herramienta de Autoconocimiento.

¿Destino marcado o Libre albedrío?

(Esto es una simple opinión personal, con la que puedes estar o no de acuerdo).

Yo creo que pensar en que mi destino está escrito, no me da muchas esperanzas de cambio ni de evolución. Me hace pensar en que no tengo Libertad de Elección y que mi poder de toma decisión es absurdo, aun así todos tenemos poder de decisión. Entonces, si el destino está marcado, ¿para qué tengo este poder?

Confío plenamente en la Serendipia y en las Causalidades. Confío en la Ley de Atracción, Atención, Intención, etc etc etc. En muchas ocasiones pude comprobar que las cosas tienen una perfecta función y objetivo, la de llevarnos hasta el día de hoy, la de ponernos y colocarnos en al situación actual, la de transformarnos en las personas que somos actualemte…

Y todo esto ¿para qué?

Para cumplir un propósito. El/los propósitos que nos toque cumplir en esta vida y en este momento determinado. Vivir, Crecer, Aprender, Evolucionar, Experimentar….

Conclusión

Creo que la finalidad o propósito de la vida de cada individuo, sí puede estar marcado, pero a su vez, es elección nuestra qué camino escoger para cumplirlo, que visión seguir o como afrontar las circumstancias que vayan apareciendo en nuestro día a día.

Creo que el Universo propone y nosotros disponemos.

-Él nos dice: ¿Quieres? ¿Te parece?

-Y nosotros decidimos si avanzar, quedarnos quietos o dar un paso hacia atrás.

Así que, no me atrevo a ser tan radical en este aspecto.

Creo que en lo que creas (de creer), es lo que verás como resultado en tu realidad.

Porque somos y la vida es, lo que creemos y vemos de ella, esa es nuestra realidad. Algo totalmente relativo.

Aplicándolo a la Astrología, creo que ella dispone y nosotros elegemimos qué hacer con la información que nos otorga e interpretamos.

“Dueños de sus destinos son los hombres. La culpa, querido Bruto, no está en las estrellas, sino en nuestros vicios”

-William Shakespeare-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *