Desde 2018 con el inicio de estos Eclipses venimos trabajando (consciente o inconscientemente) con los Nodos en Cáncer y Capricornio, y éstos ya llegan a su fin, con un desenlace que se extenderá hasta finales de este año.

Con los Eclipses la cosa funciona así:
Primeros Eclipses (en este caso 2018): “Se vienen estos temas a trabajar y en los que profundiza”
Siguientes Eclipses: “Ya vengo sintiendo lo que simbolizan para mi, pero todavía siento cierta resistencia al cambio”
Últimos Eclipses de la temporada Cáncer y Capricornio: “Ok, enterada estoy de lo que va todo esto.. y decido darle cierre a tal situación, para abrirme a la otra situación”

 

 

 

Más o menos se baila así la danza de Eclipses, todos conectados entre si, separados por diferentes eventos que van “modelando” el como sentimos y vivimos cada uno como diferente, pero al final con el mismo asunto a trabajar.
El asunto está muy en relación con nuestra conciencia en torno al tema, con nuestra propia Carta Natal y nuestra apertura hacia un cambio y una evolución personal, y cada uno al final tiene la voluntad de aceptar el desafío propuesto o de quedarse todavía debatiéndose entre el Sí y el No, porque al final no decidir, es decidir.

Los Eclipses en Cáncer se trataron de volver a nuestras raíces, a nuestro centro, al Amor Propio, al Autocuidado, a darnos el amor que pedimos afuera.
Se trataron de que nos encontráramos dentro de tanto caos externo.
Nos pidieron que conectáramos más con nuestro propio apoyo maternal y paternal, y que estuviéramos más abiertos a operar desde (y con) cierta energía femenina. Aprender a poner límites, a descansar más, a no darle tanta importancia al HACER HACER HACER, a escuchar más nuestro cuerpo y sus necesidades..

Por supuesto, todo ha de ser aplicado a cada caso (y cada Casa de la Carta Natal).

¿Cómo sientes volver a casa después de tanta desconexión emocional?
¿Te das cuenta que Amor Propio también puede significar poner límites, equivocarte y meter la pata hasta lo más máximo?
¿Cómo sientes lo de darte el apoyo emocional a ti mism@?

Yo sin duda no puedo decir que vibre con dicha energía al 100%, pero el nuevo estado de consciencia que me llevo no me lo quita nadie 😉

 

Tenemos 6 meses más para trabajar en dichos asuntos, para abrazarnos, para comprendernos y crear un hábito dentro de esta nueva forma de ser, de actuar, de pensar y de sentir, con más amor, con más calma y gratitud.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *