El Sol es el planeta principal que define nuestra personalidad a grandes rasgos.

Es aquella parte de nosotros que aun que pasen los años, siempre se mantiene intacta. Algunas personas lo llaman Alma, Esencia o el YO más profundo y auténtico.

El signo en el que se encuentra el Sol nos dice cual es nuestro signo solar, o más conocido como signo del Zodíaco. Este es el signo por el que transitaba el sol el día de nuestro nacimiento.

Por ejemplo, si naciste el día 1 de Septiembre, el Sol estaba transitando el signo de Virgo, por lo que tu Sol está en Virgo y tus características más innatas son propias de la energía Virginiana.

El Sol en una Carta Natal también hace referencia a nuestro propósito vital, es decir, aquello para lo que se nos fue encomendado venir a esta vida, aquello que venimos a cumplir. Y esto puede ser fruto de confusiones..

Hoy en día buscamos mucho nuestro propósito de vida, y algo que hay que tener claro, es que no es solo uno el propósito que venimos a cumplir. En realidad, hay muchos propósitos o tareas, solo que todas ellas suelen englobar o venir de la misma energía y “tipología”.

Algunos nacen con el propósito de ayudar a los mas necesitados, otros vienen a cumplir el rol de madre o padre protector, y no, esto no significa que haya de ser madre o padre literalmente, ya que puede venir a cumplir este rol en cualquiera de las situaciones.

¿Qué dice de nosotros el Sol?

Como sabemos, (y si no lo sabemos, lo aclaro), no todos los Soles en Virgo o Escorpio son iguales, ya que, a la hora de definir la personalidad total y global de una persona, miramos el Sol, el Ascendente, la Luna, los planetas regentes del Sol.. (puntos selectivos de la Carta Natal) Pero ¿qué marca la diferencia y qué nos puede decir exactamente nuestro Sol?

Nos dice aquello en lo que BRILLAMOS y resaltamos. Aquellas particularidades con las que nos sentimos completos, verdaderos, en coherencia, donde o con quien nos sentimos a gusto, felices, alegres.

Por ejemplo:

Si trabajamos en un bufete de abogados y somos del signo de Aries, seremos personas que ya de por si, marcaremos un rol de valiente, de emprendedor, fogoso y atrevido a la hora de proponer nuevos métodos de trabajo, (muy propio de la energía Aries).

Y si cambiamos de trabajo y empezamos de camarero en un restaurante, siempre seremos el que más energía tenga para servir mesas, seremos el que más presencia e inquietud pueda aparentar, caminaremos y nos moveremos de manera rápida e iremos a toda pastilla por los pasillos (también muy típico del signo Aries)

Esto quiere decir que allá a donde vayamos, nuestro Sol nos acompañará siempre. Con sus virtudes y sus expresiones inarmónicas (sí, hay muchas maneras de reflejar nuestro Sol durante nuestra vida)

Quizá tú te sientas a gusto en ambientes de acción, de valentía.. Liderando en lugares turbulentos con personas compitiendo constantemente y siendo expuesto al centro de atención. Y a su vez, otra persona prefiera estar más tranquila, fluir un poco más con la vida y las circunstancias, ocupándose de temas más emocionales, dibujando, pintando, y en definitiva moviéndose en situaciones donde la paz y la armonía prevalezcan.

¿Cómo podemos vivir nuestro Sol?

Existen 2 maneras de expresar nuestro Sol. Una Armónica y la otra Inarmónica.

Cuando vivimos y sentimos nuestro sol en Armonía, se impone una fuerte presencia allá donde estamos.

  1. Nos sentimos enérgicos, con vitalidad y dinamismo.
  2. Tenemos objetivos claros y un propósito en concreto por el que trabajar día tras día.
  3. A pesar de las posibles dificultades que puedan ir ocurriendo, no perdemos la fuerza de voluntad, ni la motivación.
  4. Nos sentimos en coherencia y hacemos lo que realmente queremos hacer, nos sentimos alineados en todos los aspectos de nuestro ser interno (mente, cuerpo y emociones van de la mano).
  5. Sabemos quienes somos, y si aun no lo sabemos, aceptamos que estamos en el camino a descubrirnos (el cual no acaba nunca).
  6. Las cosas nos suelen ir como deseamos y a pesar de las contrariedades que suelen aparecen en el camino, sabemos como sobrellevarlas, pues hay más valentía y soluciones en nuestra mente, que excusas y nebulosidades.
  7. Defendemos nuestra posición y a su vez, estamos abiertos a escuchar la de otros.
  8. Somos conscientes de nuestros potenciales y nuestras debilidades y escogemos ir por el camino que sentimos que hemos de recorrer.

A fin de cuentas, hay una alineación interna y el poder personal y la fe en uno mismo en aquello en lo que creemos prevalece por encima de todo.

Pero.. ¿qué pasa cuando no vivimos desde nuestro Sol?

Aun que no sea del todo así, para que podamos entenderlo, existe una sensación de Depresión cuando el Sol no es vivido y potenciado.

  1. Vamos en contra de nuestros gustos, de lo que nos hace sentir bien.
  2. Nos hace perdernos de nuestro centro, perdemos todos tipo de claridad acerca de nosotros mismos y de nuestra vida.
  3. Pasamos a creer que somos “víctimas” de lo que nos ocurre en la vida y no somos capaces de ver nuestra propia Luz.
  4. Vivimos a expensas de que los otros nos recuerden quienes somos y para qué valemos, e incluso solemos caer en dependencias hacia lo que el exterior puede otorgarnos.
  5. Nos creemos que el destino nos pasa y no que nosotros somos los que creamos nuestra propia realidad.
  6. Hay una falta de generosida y empatía y un exceso de autosuficiencia, pero desde un lugar poco sano, desde un lugar egocéntrico. Todo con el fin de mostrar la barrera emocional del “Yo puedo con todo”, pero en realidad escondiendo una falta de Autostima y comprensión brutal.

Para finalizar, me gustaría aclarar que no toda nuestra felicidad, depende del como estemos viviendo nuestro Sol, de si lo aceptamos o no.. también intervienen los demás planetas, pero estos están como a su merced. Si el Sol “funciona”, lo demás tenderá a copiarle.

“Necesitamos expresar las cualidades del signo solar para sentirnos plenos y en Armonía.”

Y por último, ten en cuenta que la casa de nuestra Carta Natal en la que se encuentra el Sol, indica el área de la vida en la que el individuo deberá trabajar para sobresalir y desarrollar un yo más fuerte y sano.

Los planetas que formen aspectos con el Sol en la carta natal influirán en el desarrollo de la individualidad de la persona.

¿Y tú, desde dónde vives tu Sol?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *